domingo, 18 de octubre de 2009

¿Por qué debemos potenciar la industria del software?

Cinco ingenieros en computación tienen la responsabilidad de programar las diversas aplicaciones de software administrativo que la empresa zuliana a2Softway comercializa en Venezuela, Colombia, El Caribe y Honduras. Alrededor del trabajo creativo de estos computistas se ha creado un negocio rentable para más de 600 distribuidores, quienes mantienen sus familias y prosperan alrededor del servicio técnico y la comercialización.

Entre todas estas personas se ha establecido un negocio que supera los 30 mil clientes y que podría en 2010 multiplicarse a más de 50 mil usuarios sólo en Venezuela. Durante la semana que recién culminó a2Softway tuvo su tercera convención anual. El objetivo, fijar las bases para consolidarse como una de las más importantes casas de Software de Venezuela e incluso de Hispanoamérica. El encuentro, que colmó el inmenso galpón del hotel Eurobuilding de Caracas demostró el potencial que tiene el software como impulsor y generador de empleos, y, claro está, como herramienta idónea para mejorar la productividad y la calidad de vida. Ahora a2 prepara una aplicación para hoteles de una a cuatro estrellas, única en el mercado, que estará lista para el primer trimestre del año que viene.

El ejemplo de a2Softway y de otras casas de software venezolanas debe ser considerado por el Gobierno Nacional y por los inversionistas privados de cara a los próximos retos telemáticos que el país tendrá en el sucesivo.

Uno de ellos y quizás el más importante será la Televisión Digital. Una vez seleccionado el estándar brasileño, se adquirió el middleware Ginga, que permitirá la interactividad y la adecuación de contenidos para la nueva televisión que deberá estar consolidada en menos de diez años.

Ginga resultará una alternativa única para que se cree software útil para los venezolanos, que además debe ser rentable. Una tarea nada sencilla y que requerirá el concurso de todos los interesados.

“Las oportunidades que hay en Ginga se escapan de vista” comentó Carlos Figueira en la nota que usted podrá leer en esta edición de Hormiga Analítica, en donde venezolanos y brasileños coinciden en recalcar que el gran negocio de la industria de la televisión digital estará en la creación de contenidos y de aplicaciones que sean ganchos comerciales para captar audiencia.

Será el software basado en Ginga el responsable de la masificación de la tele –educación y la tele-medicina; así como también de las diversas estrategias que los canales privados generen para mantener a sus televidentes.

El caso de éxito de a2Softway, que vende licencias, y de Ginga, que se basa en licencias GPL, son ejemplos que la industria del software no debe desarrollarse en base a dogmas. Para cada caso de negocio, para cada tipo de industria existe una alternativa en el mundo de la informática, cada una de ellas se adapta mejor a los intereses y necesidades de sus clientes.

Si no fuera así, cómo se podría explicar que en Venezuela haya tanto interés por la llegada de Windows7, aplicación que ha tenido más de 80 mil descargas desde que se colocó el demo en los portales de Microsoft. Cómo podríamos negar que millones de brasileños están trabajando en Ginga para desarrollar aplicaciones comerciales para el mercado interno de Brasil y del resto de Sudamérica.

Lo que está a la vista no necesita anteojos para ser visto: la industria del software es amplia e infinita, no importa el modelo de negocio que se implemente. Lo único que es un condición sine qua non es la creatividad, la innovación y la generación de oportunidades. Con estos ingredientes, consolidados como objetivo de interés nacional, podríamos establecer en el país una industria muy rentable, con mercado en todo el mundo. Una industria que empleará mano de obra calificada, que no se irá del país y que tampoco venderá su talento a una corporación extranjera. El software, sin dudas, es la verdadera industria que debemos potenciar.

No hay comentarios: