jueves, 2 de septiembre de 2010

Telefónica ratificó compromiso con Brasil

En los últimos doce años la compañía ha invertido cerca de 37.000 millones de euros en el país y, sólo en 2010 las inversiones de Telefónica y Vivo superan los 2.100 millones de euros

El presidente de Telefónica, César Alierta, se reunió el 1º de septiembre en Brasilia con el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. En el transcurso del encuentro, Alierta reafirmó ante el presidente Lula el compromiso de Telefónica con Brasil y manifestó su admiración por el desarrollo económico y social del país. Participaron en el encuentro, además, el presidente de Telefónica Latinoamérica, José María Alvarez-Pallete, y el presidente del Grupo Telefónica en Brasil, Antonio Carlos Valente.

“Es una gran satisfacción para nuestro Grupo -que desde hace doce años mantiene su confianza en Brasil- la evolución extremadamente positiva del país. Nosotros en Telefónica somos, cada vez más, brasileños”, dijo César Alierta. Brasil es el país con el mayor número de clientes de la compañía (más de 70 millones de accesos de telefonía fija, móvil, banda ancha y TV de pago) de entre los 25 países en los que Telefónica está presente. Por ingresos, Brasil es el segundo mayor negocio de Telefónica en el mundo, sólo detrás de España.

De acuerdo con los datos presentados por Alierta al presidente brasileño, Telefónica ha invertido desde 1998 cerca de 37.000 millones de euros en Brasil, incluyendo tanto adquisiciones como la inversión en la ampliación y modernización de las redes. Estas cifras convierten a Telefónica en el mayor inversor privado de Brasil de la última década.

Sólo en 2010, Telefónica está invirtiendo más de 1.000 millones de euros (2.300 millones de reales) en sus negocios de telefonía fija, banda ancha y TV de pago en el estado de São Paulo, tanto en la modernización y expansión de redes como en productos y servicios. Por su parte, Vivo ha previsto inversiones en 2010 por importe de 1.081 millones de euros (R$ 2.400 millones), de forma que las inversiones conjuntas de ambas compañías para el año en curso supondrían 2.117 millones de euros (R$ 4.700 billones).

Adicionalmente, Telefónica anunció el pasado mes de julio un acuerdo con Portugal Telecom para la adquisición de la participación de la operadora portuguesa en Vivo por un total de 7.500 billones de euros, operación que permitirá a Telefónica asumir el control de la mayor compañía de telefonía móvil del país.

Telefónica se comprometió, además, a adquirir las acciones ordinarias de los minoritarios que deseen venderlas, lo que podría elevar en 800 millones de euros adicionales el importe de la operación. La adquisición está siendo analizada en la actualidad por las autoridades regulatorias brasileñas.

“El mayor beneficiado de la adquisición y control de Vivo por parte de Telefónica será el consumidor, deseoso de acceder a las diferentes ventajas, de precio y otras facilidades, que proporciona la convergencia tecnológica -uso combinado de diferentes productos y servicios de telecomunicaciones-”, comentó el presidente del Grupo Telefónica en Brasil, Antonio Carlos Valente.

Las empresas de Telefónica en Brasil emplean directamente a 84.000 brasileños, sin contar los empleados de sus proveedores de servicios y fabricantes de equipos. Con la compra de Vivo, el Grupo Telefónica será el mayor empleador privado brasileño, con cerca de 100.000 contratados directos. El Grupo también es el mayor contribuyente privado, pues sólo en 2009 sus empresas (considerando únicamente el 50% de Vivo) aportaron 4.600 millones de euros (R$ 10.200 millones) al país en tributos.

No hay comentarios: