jueves, 6 de enero de 2011

CES 2011 del prototipo a la oferta concreta


La industria demuestra en Las Vegas su apuesta a las tabletas, tecnología 3D y al entretenimiento móvil. Microsoft acelera su adecuación al nuevo mercado y otros gigantes de antaño como Motorola demuestran su capacidad de adaptación con el lanzamiento del Xoom

Los Ángeles (EE.UU.), 6 ene (EFE).- La mayor feria internacional de la electrónica, Consumer Electronics Show (CES), abrió hoy sus puertas en Las Vegas convertida en un escaparate del auge de las tabletas informáticas y del mercado de dispositivos 3D para el hogar.

Las compañías tecnológicas pasaron de los anuncios y los prototipos de 2010 a inundar CES este año con decenas de modelos diferentes de tabletas y una amplia variedad de artilugios domésticos para reproducir y grabar en tres dimensiones.

Una oferta que constata el florecimiento de nuevos y prometedores nichos de negocio en un sector que parece ahora más centrado en recoger beneficios que en deslumbrar a los más de 120.000 asistentes con propuestas revolucionarias para el futuro.

A falta de Apple, que prefiere sus propios eventos para presentar sus novedades, los competidores del iPad se apresuraron a tomar posiciones en el centro de convenciones de la ciudad del pecado con dispositivos que superan en algunos aspectos al hermano mayor del iPhone.

Motorola presentó Xoom, con pantalla de 10 pulgadas, alta resolución, apto para Adobe Flash, equipado con dos cámaras con capacidad para grabar vídeo en HD y que funciona con Android Honeycomb, el nuevo sistema operativo de Google para tabletas.

Xoom llegará al mercado en el primer trimestre de este año, lo mismo que el PlayBook de Research in Motion (RIM), la tableta de la BlackBerry más pequeña y ligera que el iPad y pensada para potenciar su uso multimedia y multitarea a alta velocidad.

Asus apostó por trasladar toda la potencialidad de Windows 7 a una tableta con Eee Slate EP121, un aparato que ya fue bautizado por la empresa taiwanesa como el "más poderoso" de entre sus rivales, equipado con una pantalla de 12 pulgadas y con una funcionalidad cercana a la de un computador portátil.

Una tendencia que también siguió Samsung, padre de la conocida Galaxy Tab, con un híbrido entre tableta y computador, el Sliding PC 7, también con sistema operativo Windows 7 y pantalla táctil de 10 pulgadas que se desliza sobre un teclado, lo que permite usar el dispositivo como si fuera un netbook.

Panasonic se propuso un objetivo diferente con su Viera Tablet, pensada para emplearse solo en el hogar como un control remoto con pantalla de sus televisores Viera.

Se espera que Apple reaccione a la batalla por el mercado de las tabletas escenificada en CES con el lanzamiento de un iPad de segunda generación en los próximos meses.

Como trasfondo en esta guerra comercial se disputa una carrera contrarreloj por desarrollar sistemas operativos más potentes, condensados y de menor consumo energético.

Horas antes del arranque de la feria, Google ofreció un adelanto de su Android 3.0, apodado Honeycomb, creado específicamente para exprimir la capacidad de las tabletas, permitiendo la realización de tareas simultáneas y un procesamiento más rápido de información.

Un desafío para Apple, pero sobre todo para Microsoft, que llegó tarde a ese mercado informático que florece sin necesidad del omnipresente Windows, algo en lo que el gigante de Redmond ya se ha puesto a trabajar.

El director ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer, anunció el miércoles que el próximo Windows dejará atrás su alianza de años con Intel y cambiará sus tradicionales procesadores por unos más diminutos llamados "System on a Chip" (SoC), tecnología que late ya en el corazón de tabletas y teléfonos móviles.

Más allá de la informática para llevar, el otro gran sector en ebullición en CES está siendo el de los dispositivos para disfrutar de imágenes en tres dimensiones en el hogar, un terreno en el que Toshiba y Sony han planteado las propuestas más llamativas.

Toshiba desveló sus pantallas de más de 40 pulgadas que no requieren de gafas especiales para 3D, que se empezarán a vender en primavera en Europa, mientras que Sony fue un paso más allá de la tele en tres dimensiones y presentó cámaras capaces de hacer fotos y vídeos en 3D, así como portátiles con pantalla en tres dimensiones.

La feria CES de Las Vegas echará el cierre a esta edición el próximo domingo.

No hay comentarios: