lunes, 17 de enero de 2011

Investigadores de la Universidad de Michigan encuentran una senda indirecta para atacar las células madre del cáncer de mama


ANN ARBOR, Michigan.— Los científicos del Centro Integral del Cáncer de la Universidad de Michigan han identificado una nueva forma de ataque a las células madre del cáncer de mama, el pequeño número de células en un tumor que impulsa su crecimiento y propagación.
Los investigadores descubrieron que las células madre de cáncer de mama son controladas por un tipo de célula derivado de la médula ósea, llamadas células madre mesenquimales. Estas células son atraídas de la médula ósea al cáncer y crean un “nicho” para las células madre de cáncer permitiéndoles replicarse.
“La importancia de esto es que podríamos atacar indirectamente a las células madre del cáncer de mama bloqueando estas señales desde el nicho”, dijo el autor del estudio Max, S. Wicha, Profesor Distinguido de Oncología, y director del Centro Integral del Cáncer de la Universidad de Michigan.
Wicha y sus colegas fueron los primeros que identificaron las células madre del cáncer de mama en la Universidad de Michigan en 2003. Se cree que las células madre del cáncer resisten las quimioterapias y los tratamientos de radiación actuales, lo cual según los investigadores podría ser la razón por la cual a menudo el cáncer retorna después del tratamiento.
Es poco lo que se sabe acerca del nicho de células madre del cáncer, un tipo de microambiente que está muy vinculado con el crecimiento del tumor y su metástasis. Los investigadores estudiaron las células madre mesenquimales, que ocurren en la médula ósea. Encontraron que el cáncer de mama en ratones envía señales que atraen las células madre mesenquimales de la médula ósea hacia el tumor donde estas células interactúan y estimulan el crecimiento de las células madre del cáncer de mama.
Los investigadores identificaron luego dos señales de una red de citoquina (o citocina) – un tipo de proteína que afecta la forma en que se comunican las células—responsable por la regulación de las células madre. Estas mismas citoquinas desempeñan un papel en la inflamación y ya se han aprobado medicamentos que las bloquean para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias tales como la artritis reumática. Mediante el bloque de estas señales de citoquina los investigadores esperan que el ataque exitoso a la población de células madre de cáncer proporcione un tratamiento más eficaz para el cáncer de mama.
Los resultados del estudio se publican en la edición del 15 de enero de la revista Cancer Research.

Estadísticas del cáncer de mama:
Sólo en Estados Unidos unas 209.060 personas en Estados Unidos recibirán un diagnóstico de cáncer de mama este año y unas 40.230 morirán por la enfermedad, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

No hay comentarios: