martes, 8 de marzo de 2011

Gobierno mexicano negó falta de actuación ante denuncias de abusos de Telmex y Telcel

El Gobierno de México negó que haya sido indiferente ante las propuestas de sanción formuladas por la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) en contra de las empresas Telmex y Telcel, propiedad del magnate mexicano Carlos Slim.
El lunes, un total de 25 empresas mexicanas de telefonía móvil, fija, Internet y televisión por cable acusaron en un comunicado a la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) de no hacer nada ante los 17 procedimientos de sanción que la Cofetel ha recomendado iniciar en contra de Telmex y Telcel por presuntas irregularidades.
La nota fue firmada por varias subsidiarias del gigante televisivo Televisa (Bestel Cablevisión, Sky y Cablemás), del Grupo Salinas (Iusacell y Unefon), y por compañías como Avantel, Axtel, Nextel y Megacable.
La pugna se inscribe en los deseos de Telmex de ofrecer televisión, lo que tiene prohibido en México y a lo que se oponen las empresas de televisión por cable, y en la posibilidad de que se abra el espacio a una tercera cadena de televisión abierta para competir con Televisa y Tv Azteca, el duopolio del sector.
La SCT señaló hoy en un comunicado que "los procedimientos de sanción se desahogan con estricto apego a lo dispuesto en la Constitución Federal y las leyes procesales aplicables".
Además, indicó que "actúa en beneficio de los consumidores y no en respuesta a presiones".
El organismo precisó que es "erróneo" decir que no haya actuado en el caso de Telmex y Telcel, esta última la marca con la que opera en México el gigante de la telefonía celular América Móvil.
"Es importante señalar que esta Secretaría ha dado curso a todos y cada uno de los procedimientos" en contra de las dos compañías, sostuvo.
"De estas recomendaciones hechas por la Cofetel, 15 se encuentran en la etapa probatoria y 2 en la de alegatos", detalló.
Explicó que si se comprueban las irregularidades de las dos compañías, que dominan el mercado de la telefonía fija y móvil en México, "se emitirán las resoluciones que en derecho corresponda".
En las últimas semanas los conflictos entre las empresas de telecomunicaciones en México han arreciado.
El pasado día 2, las mismas 25 empresas de telecomunicaciones anunciaron la creación de un frente común para solicitar al Gobierno que regule las tarifas de interconexión que cobra Telcel.
Las firmas dijeron estar dispuestas a no cobrar por la interconexión a la compañía, a cambio de un trato recíproco.
Las operadoras prevén que con esa medida se produzcan ahorros para los usuarios por alrededor de 73.500 millones de pesos (unos 6.074 millones de dólares).
En respuesta, la semana pasada Telcel dijo que esas empresas se caracterizan "por un pobre ritmo de inversión", y aseguró que se unen para buscar "no pagar los servicios que les presta Telcel en virtud de carecer de infraestructura propia".
Además, el pasado 1 de marzo el órgano antimonopolios de México recomendó a las autoridades mexicanas en telecomunicaciones regular el tema de las tarifas de interconexión y que, una vez solucionado, se autorice a Telmex ofrecer televisión restringida, a lo que se oponen las empresas del sector.
Hace dos semanas el Grupo Carso, que reúne varios negocios de Carlos Slim, anunció que sus empresas no contratarían publicidad en los canales de Televisa ni en los de TV Azteca, argumentando que las tarifas eran muy altas en el primer caso y porque exigieron un acuerdo de interconexión como contrapartida en el segundo. EFE


No hay comentarios: