lunes, 20 de junio de 2011

Apple y Microsoft: la historia sí se repite


Editorial
Steve Jobs y Bill Gates
Hace 40 años cuando Steve Jobs y Bill Gates daban los primeros pasos para consolidar sus conceptos de negocios, se inició a la vez  a la primera gran era digital. Gracias a la visión de ambos líderes, la computación, la electrónica y el software se masificaron. Todos esos  productos dejaron los grandes salones de computación de IBM o HP para estar en las salas de los hogares.
Una evolución, sin dudas, que  marcó el final del siglo XX y aceleró la conversión de internet como un servicio abierto a todos. Ambos líderes, creadores de Apple y Microsoft encaminaros sus empresas al éxito y ahora, a casi cuarenta años de que Steve Jobs presentara su primer computador de escritorio "Lisa" y que Bill Gates catapultara el negocio del software, los vientos de cambio vuelven a llegar a las velas de sus barcos.
En algún momento, tanto Apple como Microsoft,  estuvieron en boca de los analistas. El empuje de Google, la contundencia de Nokia y el poderío tecnológico chino, eran elementos de peso, que hicieron suponer que los otrora gigantes, comenzarían al salir del juego.
El primero fue Apple. A finales de la última década del siglo XX la casa de la manzana necesitó del retorno de Jobs para levantarse de una muerte casi segura. El lanzamiento del iMAC y la posterior llegada del iPod, el iPhone y el iPAD levantaron a la corporación y la colocaron entre las mejores empresas del mundo en materia de rentabilidad. Ahora con su oferta en la nube -iCloud-, Apple podría crear el ecosistema más idóneo para el nuevo consumidor. Si hace 40 años la gente enloqueció con la posibilidad de tener un PC en casa, ahora sueña con tenerlos a su disposición sin importar el dispositivo.
Microsoft, que parecía ahogada en su propio éxito con Windows, que  opacaba las plataformas móviles, la tuvo más fácil.  La casa de Seattle se apalancó en su poder económico y atacó a tiempo; ahora con la llegada de WindowsPhone7 y el ecosistema de desarrollo que se quiere establecer, la corporación difícilmente sucumba.  De hecho, puede liderar en los próximos 5 años el mercado, en una intensa competencia con Apple.
Google, que seguirá teniendo impacto, tendrá que cuidar sus espaldas. Android, la plataforma móvil del gigante de internet, no termina de ser rentable para los desarrolladores de contenidos quienes ven el éxito comercial con el iOS de Apple. Los programadores del sistema operativo del iPhone y el iPad llegan a ganar 3 a 4 veces más que los creativos que deciden poner sus talentos en Android.
Microsoft, que aun no compite con fuerza en este campo, logró importantes acuerdos con Nokia, gigante en caída y adquirió empresas como Skype, que le dan la suficiente fuerza para integrar sus productos exitosos, como lo son Windows Live Messenger y Xbox live, la comunidad de sus consolas de video juegos.
Al igual que hace 20 años, las dos empresas que iniciaron la innovación digital,  supieron detectar el espacio por donde hacerse fuertes en la era móvil que comienza, por cierto, a ponerse pantalones largos.  Es el momento de los grandes.

No hay comentarios: