lunes, 20 de junio de 2011

The Elder Scroll V: Skyrim


Tras cinco largos años de desarrollo y una inversión multimillonaria, la saga The Elder Scroll V: Skyrim llega una vez más para impresionar a los fanáticos de los videojuegos de rol épico. Tras 17 años en el mercado de los juegos RPG Nuevos mapas, nacen miles de personajes para interactuar y un sinfín de posibilidades para completar las misiones.Sus fanáticos podrán disfrutarlo en noviembre de 2011.

José Jesús Portillo

Si de grandes aventuras épicas se trata, la aclamada saga The Elder Scrolls es una referencia. El juego por el que “renunciaríamos a nuestras vacaciones” está de vuelta con una nueva entrega que promete revolucionar los videojuegos de rol con mapas más grandes, mayor interactividad, más libertad de movimientos y por supuesto, muchos, pero muchos, dragones.
The Elder Scroll V: Skyrim es el quinto título del mágico clásico RPG creado por Bethesda Softworks, que luego de cincp años de desarrollo y un equipo de 100 personas bajo la dirección general de Todd Howard, se perfila como la mejor edición del videojuego realizada hasta la fecha.
Con esta nueva versión, la compañía apuesta por la ya tradicional libertad presente en anteriores entregas, gráficos más realistas, enormes oponentes como mamuts, tigres con afilados colmillos y legendarios dragones que darán al jugador batallas verdaderamente épicas en una infinidad de escenarios que sorprenden por la diversidad de elementos con los que se puede interactuar.
La gran novedad para este título The Elder Scrolls V: Skyrim se fundamenta en el rediseño de todos los sistemas principales de gráficos y juego, incluidos los de iluminación, sombras, nivel de detalle, animación, interfaz, diálogos, sistema de misiones, combates cuerpo a cuerpo y magia. Los cambios fueron de tal envergadura que “decidimos rebautizar al motor y al editor, Creation Engine y Creation Kit”, comenta Todd Howard, director del proyecto, en una nota publicada en el sitio web oficial del videojuego.

Detalles del especial en Hormiga Analítica N°100

No hay comentarios: