lunes, 20 de junio de 2011

Fitch rebajó la perspectiva de Telefónica de "estable" a "negativa"

Telefónica cuenta con unas líneas de crédito  de 11.000 millones de euros
La agencia estadounidense Fitch ha rebajado la perspectiva de Telefónica de "estable" a "negativa" debido a la debilidad del mercado español, informó la agencia en un comunicado.

Asimismo, Fitch informó de que ha rebajado en la misma medida la nota de O2, la filial europea de esta multinacional, debido a una "potencial ralentización" del mercado europeo.

No obstante, la agencia ha reafirmado a la compañía en su calificación crediticia a largo plazo en un A-.

Fitch especifica que el coste de las adquisiciones de espectro, principalmente en México y Alemania, supusieron un desembolso de 2.600 millones de euros para Telefónica en 2010 y que nuevas operaciones de este tipo, sobre todo en Europa, provocarán presión sobre el flujo de caja en este año y en 2012.

No obstante, señala que la escala y la composición de los ingresos de Telefónica, prosigue Fitch, le posiciona mejor que a otras compañías para soportar las presiones económicas y presentar unos "sólidos resultados financieros".

Pero a Fitch le preocupa que el "ritmo sostenido" de pérdida de líneas fijas y la "débil demanda" de telefonía móvil de Telefónica España constituyan una presión a largo plazo sobre el flujo de caja y el apalancamiento de la compañía.

Sobre el negocio de Latinoamérica, Fitch asegura que Telefónica ha ganado algo de terreno en Brasil, donde factura el 50 % de los ingresos de la compañía en el continente, y que está presentando unos resultados sólidos en el país.

Sin embargo, matiza, la agencia ha percibido que algunos de los mercados latinoamericanos están madurando rápidamente, por lo que "el crecimiento pasado puede que no se repita" en los próximos años.

A esto, asegura, se añade la presión del incremento en los gastos que se necesita para crear una red de banda ancha en la región.

Estas circunstancias, unidas al precio de la adquisición de Vivo y a las presiones en el mercado español de Telefónica, que todavía es el negocio que más aporta al flujo de caja de la compañía, han provocado la rebaja en la calificación, explica Fitch.

No obstante, la posición de Telefónica en los mercados de deuda es "fuerte", asegura.

El año pasado, la compañía consiguió recaudar 3.200 millones en bonos y refinanciar su deuda de 2011 en "niveles atractivos".

Además, Telefónica cuenta con unas líneas de crédito comprometidas sin utilizar, por valor de 11.000 millones de euros, lo que aportará más liquidez a la empresa, para hacer frente a sus compromisos de pago, explicó, entre los que están el desembolso de 2.000 millones de euros por Vivo y el pago de vencimientos de su deuda, por un valor de 6.900 millones de euros. EFE

No hay comentarios: