martes, 14 de junio de 2011

Internautas chinos combaten la corrupción con webs de confesión

La corrupción es uno de los principales problemas en China.
El problema de la corrupción en China y la falta de respuesta por parte de las autoridades locales han motivado entre los internautas chinos la creación de sitios web llamados "pagué un soborno" como una manera alternativa para luchar contra la "compra" de las autoridades y demás actos de abuso gubernamental.

Inspirados en un popular portal indio de similar nombre que lleva un año funcionando (www.ipaidabribe.com), los portales "Wo xinghuiliao", "Wo xinghuila" y "Wo xinghuile" -todos significan "pagué un soborno" en mandarín- se abrieron como una ventana de queja contra la corrupción.

Según contó el creador del sitio "Wo xinghuiliao", Xiao Xiaosheng, que dijo no tener miedo de que sus páginas sean clausuradas, un día después de su apertura, estas registraron 5 millones de visitas y opiniones sobre casos de soborno en el país.

Xiao señaló además que esta iniciativa responde a una necesidad del partido y del pueblo chino y que toman el ejemplo del portal nacido en la India, donde el propio Gobierno lo usa para descubrir y combatir casos de corrupción.

El creador de "Wo xinghuiliao" explicó que en sus portales no se violará la privacidad individual de sus usuarios, y que si bien no se puede verificar la información publicada ni evitar los rumores falsos o difamaciones, confía en que estos ayuden a los departamentos gubernamentales implicados en los casos.

Además Xiao recordó que en el pasado ya se usó internet como vía para resolver casos de corrupción y que muchos internautas chinos ayudaron, a través de foros y páginas web, a recabar información, por lo que espera que el Gobierno chino los apoye pues su iniciativa es "seria y sincera".

Mientras tanto, en los foros de internet muchos cibernautas han manifestado su temor por la veracidad de la información que se vaya a publicar, por los problemas que falsos rumores puedan causar a los creadores de estos sitios y también por el hecho de que los portales se conviertan en un negocio.

Un internauta que firma como Jason, refirió que este tipo de iniciativas pueden ser utilizadas como herramientas de lucro para extorsionar a los posibles involucrados en un acto de corrupción o para desarrollar aún más el mercado de suprimir fotos o información comprometedora que ya existe en la internet.

En China el precio por eliminar información publicada en la internet, según contaron los cibernautas, esta alrededor de los 300 dólares.

En marzo de este año el primer ministro chino, Wen Jiabao, ratificó que la corrupción en China es uno de los principales problemas del país.

No hay comentarios: