domingo, 26 de junio de 2011

La información es el activo más valioso para los poderosos


Raúl Pierri / IPS
Los gobiernos y los grandes medios privados de comunicación de América Latina libran una guerra por conquistar a la opinión pública, verdadera legitimadora de poder, y la única solución parece ser una alianza.
"Batalla" fue la palabra más repetida en el seminario "Comunicación, pluralismo y papel de las nuevas tecnologías. El escenario latinoamericano: una mirada al futuro", organizado este viernes 24 en Montevideo por la agencia de noticias Inter Press Service (IPS) con el apoyo del Banco Mundial y el gobierno de Uruguay.
Del encuentro participaron autoridades de medios públicos y estatales de la región, periodistas, representantes de la sociedad civil y expertos en comunicaciones.
Esa batalla entre gobiernos y medios privados por el manejo de la información quedó en primer plano en los últimos años en América Latina, y tiene como marco una ola de administraciones de izquierda y su enfrentamiento con ciertos monopolios u oligopolios.
Estos gobiernos tuvieron que pactar la paz con el gran capital pero a la vez apostaron a una transformación de las comunicaciones, tratando de democratizar los medios incluso mediante leyes, explicó Fábio Zanini, editor internacional del periódico brasileño Folha de S.Paulo.
Zanini citó el ejemplo del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva (2003-2011), quien para llegar al gobierno "tuvo que hacer un movimiento político estratégico, mediático, para mostrarse confiable ante los bancos, el gran capital, los latifundistas, y para atraer a su coalición a partidos de derecha", indicó.
En definitiva, los gobiernos de izquierda, y también de derecha como el de Sebastián Piñera en Chile, han reconocido la importancia vital de los medios, con los que "tienen una relación conflictiva", señaló.
El secretario de la Presidencia de Uruguay, Alberto Breccia, prefirió calificar la relación de la izquierda con la prensa de "esquizofrénica" y pidió a los participantes que aportaran elementos para sanearla.
Zanini destacó los esfuerzos de los gobiernos para ampliar los espacios públicos de comunicación, creando o renovando canales y radios, pero expresó sus dudas sobre que estos sean realmente imparciales y alertó que podrían terminar simplemente en fines de propaganda oficialista.
Por su parte, Alberto Medina, co-director de noticias de la privada Cadena Caracol TV de Colombia, estimó que existe una "guerra por la información entre el sector público y el sector privado".
"No estoy convencido de que (los gobiernos) abran los canales suficientemente como para que entren todos los sectores a debatir", señaló.
"Descreo un poco de esos medios públicos 'tan democráticos'. No veo espacios abiertos a la oposición en los canales públicos. Son canales que defienden las tesis del gobierno de turno", afirmó.
En medio de este enfrentamiento, la misión de los medios comunitarios "es poder instalar la lucha por la libertad de expresión como una demanda general", dijo a IPS la presidenta de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, la chilena María Pía Matta.

No hay comentarios: