jueves, 30 de junio de 2011

Tarifas del roaming internacional europeo de la UE bajan mañana


 Los precios por el uso del móvil en otro país de la Unión Europea ("roaming") volverán a bajar mañana en virtud de una norma comunitaria que obliga a los operadores a imponer tarifas máximas por realizar y recibir llamadas, enviar mensajes o descargar datos en otro estado miembro.
El precio de las llamadas hechas desde otro país europeo caerá de 39 a 35 céntimos de euro por minuto y, el de las recibidas, de 15 a 11 céntimos por minuto (sin contar el IVA), explicó en una rueda de prensa el portavoz de la Comisión Europea (CE) Jonathan Todd.
Según detalló, los reguladores nacionales de telecomunicaciones deben asegurarse de que los operadores de telefonía móvil cumplen con las nuevas normas y, si surgen dudas o problemas, recordó que los consumidores pueden dirigirse a esas autoridades.
Por lo que respecta al máximo para los precios mayoristas de descarga de datos (con que un operador carga a otro), pasará de 80 a 50 céntimos de euro por megabyte, teniendo en cuenta que esta legislación no establece un precio máximo para los servicios de datos al consumidor.
La normativa, presentada en 2007 y modificada dos años después, entrará mañana en vigor y se mantendrá hasta el próximo 30 de junio de 2012, momento en que expirará tras imponer durante varios años consecutivos nuevas rebajas al precio del uso del móvil en el extranjero.
Según datos de la CE, desde que se aplica la normativa los usuarios pagan un 50 % menos por las llamadas de voz y un 60 % menos por el envío de mensajes cortos de texto.
La Comisión recordó no obstante que, según un informe que impulsó hace un año, la obligación de imponer un tope a las tarifas redujo "temporalmente" los precios pero no resolvió el "problema subyacente" de "falta de competencia" en los servicios "roaming" y los precios se mantuvieron rondando el máximo permitido.
"Por el momento, los operadores en ese mercado no ofrecen precios por debajo de los máximos regulados", comentó Todd.
Por ello, Bruselas considera que es necesaria una "nueva intervención reguladora" con vistas a cumplir, de manera duradera, el objetivo de la Agenda Digital europea de lograr "aproximar a cero" las tarifas nacionales y de "roaming" para 2015.
Con ese propósito, la CE presentará la próxima semana una iniciativa para lograr una solución "a largo plazo a los problemas estructurales" en los mercados de las llamadas, envío de mensajes cortos y descarga de datos a través del móvil desde otro país europeo.
La vicepresidenta de la CE y titular de Agenda Digital, Neelie Kroes, abogó por afrontar esos problemas "de raíz" y con un "enfoque estructural a largo plazo".
De cara a preparar esa nueva legislación, la Comisión Europea concluyó en febrero pasado una consulta pública en la que todas las partes interesadas intercambiaron ideas para impulsar la competencia en los servicios en itinerancia, protegiendo al mismo tiempo los intereses de los consumidores y las empresas europeos. EFE



No hay comentarios: