sábado, 18 de junio de 2011

United Airlines sufrirá retrasos aéreos tras fallo informático, ya reparado


Los usuarios de United Airlines (UA) sufrirán retrasos  hoy y mañana debido a un problema técnico, ya reparado, registrado el viernes que afectó a sus sistemas informáticos y obligó a cancelar todos sus vuelos.
La vicepresidenta del control del sistema de operaciones de United, Alexandria Marren, indicó en un comunicado que todavía se esperan algunos "efectos residuales" durante el fin de semana hasta que el ritmo de operación de los vuelos recupere la normalidad.
El fallo afectó a las salidas de los vuelos, las operaciones en los aeropuertos y al sistema de reservas.
La compañía aérea, con base en Chicago, reiteró sus disculpas e informó de que no cobrará una tasa extra a los pasajeros que hayan tenido que cambiar su billete tras quedarse en tierra.
United Airlines recomienda a los clientes que revisen el estado de su vuelvo antes de acercarse al aeropuerto, que lleven impresos sus billetes de avión y que vayan con suficiente tiempo.
El corte en el sistema afectó a los principales aeropuertos en los que opera la compañía dejando varados a cientos de pasajeros en Chicago, San Francisco, Denver y Los Ángeles.
Según la cadena de televisión ABC, sólo en Los Ángeles 3.000 personas perdieron su vuelo o su conexión a otro destino y algunos tuvieron que quedarse a dormir en el mismo aeropuerto.
Algunos clientes se han quejado a través de las redes sociales de la falta de información y acceso a vales para comida en los aeropuertos, mientras la compañía asegura que está tratando de reubicar a todos los pasajeros lo antes posible.
United se fusionó en octubre del pasado año con Continental Airlines para crear la mayor aerolínea mundial, con un volumen de negocios calculado en torno a los 29.000 millones de dólares (más de 20.000 millones de euros) y con más de 370 destinos.
Las dos compañías mantienen todavía su propia estructura informática, por lo que los vuelos de Continental no se vieron afectados por la avería.  EFE

No hay comentarios: