domingo, 3 de julio de 2011

¿Cómo solucionar el robo de celulares?


Heberto Alvarado Vallejo


El proyecto de ley que prepara la Asamblea Nacional que persigue penar el robo y hurto de terminales móviles  es una medida por lejos necesaria que debe,  sin embargo, venir  acompañada  de diversas estrategias. Muchas de ellas, ya han sido consideras y sugeridas por las operadoras móviles y  los fabricantes de teléfonos. En ellas, se estudia generar un bloqueo internacional de terminales con lo cual, se haría del equipo celular un dispositivo inútil una vez confirmado que fue robado.
La identificación minuciosa de los usuarios es también un punto trascendental, pero, que debe venir de la mano con una motivación más que una sanción. ¿Por qué? en Venezuela más del 90% del parque teléfonos móviles son equipos pre-pago. Es decir, el nivel de compromiso del usuario con su operadora y viceversa, es muy bajo.  El operador, tendrá control de este cliente en la medida que el sim card que tenga incorporado utilice su red. Es decir, el registro que se haga de esta persona estará en una red y un operador. No se garantiza que el cambio de chip identifique a una tercera persona.
Allí, debe haber un acuerdo entre los operadores para impedir que este cambio genere una coartada o un despistaje a un delincuente. Para ello, la guerra fratricida entre las empresas que prestan servicio de telefonía debe amainar. No buscar la salida de los usuarios de una red, para que ingrese a la otra.
En este punto Conatel debe incluso agilizar normas técnicas para que faciliten a los usuarios la tramitación sin complicaciones de un cambio de operador. En este punto, cogería especial peso la portabilidad numérica, muy apreciada en otros países de América Latina y que en Venezuela, por diversos factores no ha sido considerada.
Otro elemento importante que debe ser bien apreciado es la definición de los terminales móviles como equipos de primera necesidad. Está comprobado científicamente que los celulares y las tecnologías de la comunicación son factores indispensables para mejorar la calidad de vida de la gente.
Reducir los impuestos, generar mecanismos financieros que garanticen la entrega de divisas preferenciales, también son piezas claves pues abaratarían el costo del terminal. Debemos recordar, que las operadoras y algunos fabricantes han optado por delegar en terceros- los distribuidores- la compra de los equipos. Esto ocurre porque muchos de ellos tienen acceso a divisas o pueden esperar un tiempo para la liquidación de los montos autorizados por Cadivi.
Lo lamentable de esto, es que esta "tercerización" generó un incremento exponencial en el precio de los terminales. Venezuela es por lejos el país donde adquirir un celular se convirtió en un lujo extremo, nuestros precios son los más altos de América Latina.
Esto sin dudas, abre la puerta a diversos delitos. Uno de ellos es la motivación al robo, pero también se abre las puertas de la especulación desmedida, que al final se traduce en carga para el consumidor y un negocio para quienes propician el robo.
El tema es variopinto, pero se aplaude la iniciativa de la Asamblea Nacional y se espera una discusión nacional e incluso internacional sobre este tema. No podemos dejar de mencionar, el negocio que se genera en las ciudades fronterizas, donde personas de países vecinos cambian dólares por bolívares a precios exorbitantes. Al tener más moneda nacional es sus manos por la misma cantidad de dólares, adquieren los equipos más baratos.

Negocio del software
Para la próxima semana tendremos la segunda entrega del trabajo "El Negocio del Software"

No hay comentarios: