miércoles, 6 de julio de 2011

¿Estamos preparados para Netflix ?

Las limitaciones cambiaras y la lenta banda ancha son rémoras para Venezuela. El servicio de compras de películas en línea llegará a la región este año



Esta semana Netflix, el servicio de compra de películas y programas de televisión vía internet en línea, anunció que iniciará durante este 2011 una agresiva introducción de su oferta a América Latina. El portal, que cuenta con más de 30 millones de clientes en los Estados Unidos, llegará a un mercado que en su conjunto es pujante y en constante crecimiento. Con contadas excepciones.
Una de ellas, lamentablemente, es Venezuela. Si bien, aparentemente los consumidores venezolanos tendremos acceso a contenidos en español debemos tomar en cuenta algunos problemas que se nos presentarán a la hora de adquirirlos. Los inconvenientes serán aun mayores si queremos disfrutar de la calidad que Netflix oferta a sus clientes.
Uno de los argumentos que motivó al portal de incursionar en América Latina ha sido el empuje económico de la región y  la ampliación de la oferta en Banda Ancha. En ambos puntos, Venezuela tiene limitaciones.
La existencia de un control cambiario sumada a la insignificante suma de $400 dólares anuales para compras por internet, generan el suficiente peso para perjudicar al consumidor venezolano, que ciertamente tendrá menos opciones de acceder a contenidos de alto nivel, a precios verdaderamente bajos, que sus pares de otros países de la región.
Pero este elemento, del cual hemos hablado en varias oportunidades, no es la principal condicionante que tendremos los casi 11 millones de internautas criollos. La inexistencia de una internet verdaderamente veloz será un peso enorme que atentará contra la oferta de Netflix y que avivará aún más el comercio ilegal de películas y demás contenidos, los cuales pueden tener un contrapeso enorme con este producto.
Netflix, tiene el mérito de haber sentenciado de muerte el alquiler de películas y obligó la reinvención de antiguos gigantes como BlockBuster. Este portal también desbancó a ComsCast, la operadora de TV Paga más grande de Estados Unidos.
La llegada de este servicio a la región generará interesantes movimientos en la industria del entretenimiento. Las cableras reinventarán sus modelos de negocios y generarán más ofertas de valor a sus clientes, también los proveedores de internet verán un elemento adicional para competir en segmentos antes no considerados.
Igualmente, el contenido local. La llegada de una oferta como Netflix, seguramente avivará el desarrollo de contenidos y podrá, paso a paso, impulsar la industria audiovisual y no atarla a operadoras de TV PAGA o canales de televisión abierta tradicionales.
Todo este comercio girará alrededor de la banda ancha, pues, se garantizará el suficiente espacio "en la carretera" para que haya una oferta diversa de más contenidos.
Con una oferta de internet que seguirá promediando un mega por segundo, difícilmente podremos aspirar a una industria alternativa y competitiva en el país.  Esto sin mencionar que progresivamente América Latina seguirá evolucionando su internet, avance del que podríamos quedar relegados.

No hay comentarios: