martes, 19 de julio de 2011

La "navaja suiza más sofisticada del mundo" desbaratará instalaciones nucleares

La máquina operará bajo condiciones de alta radioactividad
Una herramienta de 16 piezas calificada como "la navaja suiza más sofisticada del mundo" ayudará a desmantelar una instalación nuclear británica, el Reactor Reproductor Rápido de Dounreay en Caithness, Escocia.
El diseño y fabricación del dispositivo tuvo un costo de 20 millones de libras esterlinas (US$32 millones). El artefacto operará en condiciones de alta radioactividad dentro del complejo nuclear de Dounreay.

Su brocas desmontables cuestan US$160.000 cada una y pesan entre 37 y 93 kilos.
Éstas cortarán y agarrarán 977 barras de metal, alguna vez utilizadas para obtener plutonio a partir de uranio. Tienen una longitud de alrededor de 2,5 metros y se asemejan a las secciones más delgadas de los andamios comunes.
La Autoridad para el Desmantelamiento Nuclear británica (NDA, por sus siglas en inglés), propuso que el metal, que se conoce como material mejorador, sea transportado en tren hacia Sellafield, en la región de Cumbria, para ser reprocesado.
El nuevo artefacto, de cuatro metros de largo, ya ha sido colocado por encima de la vasija de contención del reactor, listo para descender a la oscuridad del mismo, donde "cosechará" las barras de metal.
En los próximos 12 meses, antes de que este trabajo pueda comenzar, se tendrá que drenar un metal líquido del recipiente del reactor.
La herramienta también está siendo sometida a una serie "pruebas de robustez" y sus operadores están recibiendo entrenamiento.
Una vez instalado, el dispositivo podrá funcionar en condiciones de alta radioactividad y en una atmósfera de nitrógeno. El nitrógeno evita que cualquier residuo de metal líquido pueda reaccionar.
La exposición al agua o al oxígeno provocaría que el metal se prendiera fuego.
Lee la noticia completa aquí.

No hay comentarios: