lunes, 6 de febrero de 2012

Banda ancha venezolana en la cola de la cola


Explicar la importancia que tiene la banda ancha y el desarrollo de las telecomunicaciones para la modernidad y el progreso de los pueblos, es repetitivo. Queda demostrado, a través de distintos indicadores, que las telecomunicaciones son pieza clave para el avance y la modernidad de los pueblos.
Diversas estadísticas explican cómo las Tecnologías de la Información y Comunicación contribuyen con el incremento del PIB y la competitividad. La relación, científicamente comprobada es la que preocupa a México.
En el reporte de Jorge Arturo Castillo, nuestro editor en tierra azteca, queda demostrado el impacto que tiene el sector de las telecomunicaciones los resultados de un estudio de la OCDE, la organización que agrupa a las 34 naciones más desarrolladas del mundo.
México se siente en la cola de naciones desarrolladas y quieren salir de ellas. Sin dudas, posibilidades tienen, obviamente, dependerá de consensos y más apertura del sector de telecomunicaciones, para salir de los históricos oligopolios.
Aún con ellos, México tiene un aceptable 30% de penetración de internet, con predominio en las conexiones fijas, que superan el 80% del total. 34 millones 900 mil mexicanos se conectan a internet. El número de usuarios por habitantes, no colocan a México en la cresta de América Latina pero sí posicionan al país como la nación hispano hablante con mayor número de internautas, incluso por encima de España.
Pero si México se queja, al sentirse en la cola del mundo en desarrollo, ¿qué quedaría para Venezuela, si Conatel decidiera analizar la realidad de la banda ancha criolla?.  Sencillamente desilusión y una enorme revisión a las políticas de impulso a la era digital.
En Venezuela tenemos menos de 11 millones de usuarios de internet que acceden en buena medida por velocidades inferiores al mega bit por segundo de velocidad. 80% de nuestros internautas navegan a 800kbps (subida y bajada) y cerca del 10% con servicios entre 1 mega y 2 mega bits por segundo. Las conexiones Dial UP siguen creciendo trimestre a trimestre y superan al total de abonados a servicios superiores a 4Mbps.
¿Cuál es la competitividad del país? ¿En qué lugar estaríamos si nos atreviéramos a medirnos con las economías más desarrolladas del mundo? De hacerlo, nos daría vergüenza, pero sobre todo indignación.
Venezuela, se está quedando atrás. Cantv, como gran impulsor de las telecomunicaciones móviles se conformó en ampliar el acceso, pero no la calidad de la red. El precio oneroso y el servicio, sencillamente pésimo, muy por debajo de las necesidades y expectativas de los consumidores venezolanos.
Al ritmo actual, con proyectos macros, como la Red Nacional de Transporte, paralizados o a paso de tortuga, Venezuela se quedará preocupante en la cola del desarrollo de las TICS en América Latina, un puesto que nos estaríamos disputando con naciones gobernadas por líderes similares y sistemas en extremo estatista.  

No hay comentarios: