jueves, 7 de junio de 2012


Naciones Alba se atrasan en la era digital

Promedian 28% de penetración de internet, cifra por debajo del 40% de la media regional


Recientemente dos naciones pertenecientes al bloque Alba fueron noticia con relación a la internet y su capacidad de dar respuesta a las necesidades actuales y futuras de sus poblaciones.
Bolivia fue una de estas naciones. El país del altiplano ostenta el vergonzoso título de tener la internet más costosa y mala de América Latina, 250 dólares por un mega de conexión el cual jamás llega a ser disfrutado por los usuarios.
Cuba, que vive inmersa en un misterio enorme alrededor de internet vivirá el próximo 2 de agosto una jornada de protesta. El servicio de internet en la isla sigue siendo deficiente, sustentado por costosas conexiones satelitales.
A varios meses de puesto operativo el cable submarino que conecta a La Habana con Caracas, el pueblo cubano no ha visto mejora en la calidad de servicio que sigue siendo paupérrimo.
La excusa del bloqueo económico se está cayendo pues ya a más de un año de colocado el cable submarino la mayor de las Antillas continúa teniendo no sólo una precaria conexión a internet, sino que además es de los países con menos internautas del continente.
La realidad cubano-boliviana no se aleja del resto de países Alba. Venezuela, que tiene el mismo nivel de penetración de internet que el promedio regional (40%) tiene quizás el servicio más avanzado de estos países, siendo, dicho sea de paso, muy deficiente.
La penetración del bloque conformado por 70 millones de habitantes, no llega a 20 millones de internautas, es decir, el bloque tiene una penetración de internet de 28,02% de la población, más de 10 puntos porcentuales de la media latinoamericana que es de 40%.
Los gobiernos de las naciones Alba, visto por las cifras, están haciendo un flaco servicio a la modernidad y desarrollo económico de sus países. Al retrasar la era digital y la sociedad del conocimiento, sus habitantes simplemente se rezagan.
El retraso, es dramático, pues no se trata de una región en comparación con otra más desarrollada, es en nuestro propio continente. Entre vecinos.
Ejemplos muchos. Colombia, por ejemplo, ostenta una penetración del 50% de su población, por encima de la media regional; casi el doble de la penetración de Ecuador que llega al 27,2% y diez puntos por encima de Venezuela, su vecino.
El escollo más allá de la penetración
Lo que alarma más y debe ocupar un llamado de conciencia, es que la mayoría de las naciones de América Latina comienzan a evolucionar en sus demandas de servicios de internet.
Al disfrutar de velocidades por encima de 20mbps, con penetraciones que pronto superarán el 50% de su población, los  habitantes de la mayoría de los países de la región no se conforman con el simple acceso. Quieren servicios y redes que lo soporten.
Al haber libertad de empresa y necesidad social, sumada a políticas públicas que agilizan la colocación de tecnologías de avanzada, las naciones latinoamericanas, no Alba, comienzan a alejarse dramáticamente, no solo en uso tecnológico si no en formación y capacidades de uso de sus ciudadanos.

No hay comentarios: