jueves, 26 de julio de 2012


Apple prepara el iPhone5  con un mercado ansioso por reactivarse


En tiempos de crisis económica la industria de consumo quiere colocar sobre la casa de la manzana buena parte de su reactivación para la temporada final de año; el nuevo iPhone que se lanzará en octubre será un dinamizador, pues vendrá con cambios importantes en sus puertos de conexión que pondrán alrededor del Smartphone todo un ecosistema de accesorios, necesarios para una industria agotada en ideas y ventas bajas







Heberto Alvarado Vallejo
@Heberto74
La noticia llegó por Reuters. Apple colocará un nuevo conector para su icónico y exitoso Smartphone, el afamado iPhone5. El debutante, considerado último legado de Steve Jobs,  vendrá con un puerto conector de 19 pines en lugar de los 30 acostumbrados  que permitieron la compatibilidad con los iPod y iPodTouch i una innumerable cantidad de accesorios, especialmente auriculares para escritorio y audífonos.
Un "Shock" sin dudas, para los consumidores que han esperado varios meses por el nuevo Smartphone y que ahora, deberán tener más dinero presupuestado para adquirir alguno de los accesorios que podrían estar disponibles para el equipo.

Sin embargo, pensar que se logrará una compra irracional de parte del mercado a nuevos accesorios, sería temeraria. Apple, se arriesga, obviamente puede hacerlo, el liderazgo mundial en ventas de Smartphone, el control despiadado del mercado norteamericano y el continuo crecimiento de su oferta en otros mercados le dan suficiente espacio a los de Cuppertino como para cambiar de tajo tendencias de consumo.
Pero ahora, hay variables que pueden jugar en su contra. La primera, el afán de Samsung por hacerse de una porción más grande de mercado; los Galaxy SIII si bien están lejos aún de los iPhone, tuvieron un semestre impresionante, con más de 10 millones de equipos vendidos en sus primeros 2 meses de vida.
Los buenos números de Samsung, aun no asustan. En su peor trimestre, desde su lanzamiento (abril y junio 2012), el iPhone comercializó  26 millones de unidades, 11 millones menos que entre octubre y diciembre de 2011 y 9 millones menos que entre enero y marzo.
El bajón, tuvo una explicación por parte del propio Tim Cook, CEO de Apple, quien aseguró que el nivel de expectativa sobre el nuevo iPhone, estimulado por los rumores, generó ansiedad entre nuevos clientes que esperan invertir su dinero en el nuevo equipo y no en el iPhone4S.
Son estos usuarios los que ahora podrían dudar. Un nuevo iPhone, que iniciará otra etapa en el hardware podría generar algunas preguntas y estimular la búsqueda de otras opciones. ¿Pasará?
Paso bien dado
Ver el posible nuevo puerto del iPhone5 como un hándicap sería pensar que Apple da pasos en falso. Según indicadores de la industria, y de la propia compañía, es tiempo de dar un giro.
En el último año hubo una caída en la venta de auriculares, que vino de la mano con un repunte en las conexiones inalámbricas vía Bluetooth. Además,  las ventas de los iPod no repuntan; tal y como se previno  en 2007, con la llegada del iPhone, las ventas del ya histórico reproductor musical, que rescató a Apple de la quiebra, a comienzos del siglo XXI, podría estar cerrando su ciclo de vida.
Durante el pasado trimestre se vendieron 6.8 millones de Ipod, 10% menos que en el mismo período de 2011.
Una reinvención del iPhone sería más atractiva si a ella se le suman nuevos accesorios, productos diferenciadores, adecuados al nuevo diseño del Smartphone. Un diferenciador, generaría distancias y metería presión al mercado. Serán los clientes y los fabricantes más osados, quienes determinarán si la apuesta a cambiar, en medio del éxito comercial, es oportuna.
El punto a considerar será en el ambiente iPad, las tabletas de Apple lograron impresionar, más de 17 millones de unidades vendidas en el trimestre dicen mucho del enorme potencial de estos equipos, que siguen arropando toda la categoría.
Bajar los precios de las versiones anteriores de la tableta, fue un acierto que el propio Tim Cook reconoció. Una situación similar podría estar repitiéndose en octubre, cuando se podría lanzar el iPhone5.
Si esto pasa, no se descartan ventas importantes del iPhone4S, con lo cual, la disminución de adquisiciones del último trimestre se recuperen al final del año.

No hay comentarios: