lunes, 1 de octubre de 2012

WindowsPhone8 ¿El tercer ecosistema?




¿Podrá Microsoft hacerse de un espacio importante en el mercado móvil? ¿Podrá su WindowsPhone8 ser el tercer gran ecosistema del mundo móvil?  Estas interrogantes han sido lo suficientemente respondidas y analizadas en el último año; sin embargo, queremos ir a los hechos concretos y la viabilidad de esta opción.
La apuesta del gigante del software ha sido enorme para hacerse de ese nicho. Supuso un cambio en sus preceptos de desarrollo. Necesarios no sólo para mantenerse líder en el negocio de la informática, si no para sobrevivir en un mercado lapidario que sube y baja a los gigantes con la misma velocidad.
Lograr ser un protagonista de peso en el mercado móvil supondrá para Microsoft su principal reto de los próximos 5 años. Eso sí, en Hormiga Analítica no vemos que el gigante de la primera era digital pueda desbancar a algunos de los líderes del presente. Apple y Google, dominan el mercado con un pasmoso 84% de participación, una cifra peligrosamente amplia y que nadie descarta siga ampliándose.
Sin embargo, como diría un analista deportivo, las cifras están para cambiarlas. Pero, para hacerlo, se debe tener  pilares de concreto. Sólo Microsoft tiene virtudes y base de concreto, bien establecida para ocupar ese espacio que se reserva al Tercer Ecosistema Móvil.
Al haber una diferencia notable con las otras gigantes informáticas, Microsoft deberá concentrar sus esfuerzos por liquidar a Research In Motion. RIM, el otrora gigante de la era Smartphone no saldrá al mercado con su BlackBerry10 este 2012. Esperará al primer trimestre del año próximo para hacerlo; un tiempo difícil, sin dudas para los canadienses.
Una posibilidad que puede darle oxígeno a RIM es abrir su BlackBerry Messenger a todas las plataformas, así como sus servicios empresariales y su nuevo sistema operativo. Posibilidad, que el propio CEO, Thorsten Heins, descartó en junio de este año, durante el BlackBerry World de Orlando, ante una pregunta que le realizara este periodista.
El retraso de RIM y la fe excesiva en el nuevo sistema operativo, pueden ser un riesgo enorme, que Microsoft puede capitalizar perfectamente. La estrategia del gigante de Seattle ha sido consecuente, realizaron inversiones multimillonarias en 2010 y 2011 para mejorar su ecosistema. Hacerlo especialmente atractivo.
La compra de Skype, la alianza con la alicaída Nokia, y el éxito  de su Xbox Live, son armas bien poderosas que el mercado podría reconocer. El secreto estará en la diferenciación. Los consumidores demuestran que se sienten especialmente atraídos por la innovación y la distinción.
WindowsPhone8 puede ser esa diferencia. Las pocas pruebas que hemos realizado al Sistema Operativo demuestran una virtud, muy bien valorada en la segunda era digital: originalidad. Ofrecer otro sabor, otra forma de acceder a redes sociales, álbumes de fotos, correos electrónicos, carpetas de música, es por lo menos atractivo. 

No hay comentarios: