viernes, 22 de febrero de 2013

Mucho por saber sobre la TV Digital Venezolana

Será necesario que se den algunas explicaciones técnicas que serán claves, como la interactividad y la participación de los medios comunitarios


Manuel Fernández, presidente de CANTV. (Foto Prensa Presidencial)
 

Heberto Alvarado Vallejo

Luego de 4 años de haber apostado por el estándar Japonés de Televisión Digital, Venezuela inició formalmente este 20 de febrero su incursión en la nueva etapa de la radiodifusión mundial. El anuncio realizado con bombos y platillos, culminó con  cuatro años de total secreto comunicacional, eventualmente interrumpido por algún anuncio de alguna autoridad.

Fueron 4 años de expectativas, interrogantes y necesidades informativas que se llenan parcialmente por los anuncios emitidos por las autoridades, en especial el presidente de Cantv, Manuel Fernández, y el Ministro de Ciencia y Tecnología Jorge Arreaza.

La nota negativa del acto de presentación la dio el vicepresidente Nicolás Maduro Moros, que demostró su poco conocimiento sobre la materia de televisión digital y transformó un acto estratégico para el futuro tecnológico del país, en otro más de los acostumbrados discursos divisorios, conectados con las masas y descontextualizado del evento.

Algunos aspectos técnicos quedan en duda, a la espera de alguna respuesta de las autoridades. Uno de ellos es el espacio que se utilizará para la colocación de los once canales, diez en Definición Estándar y uno en Alta Definición.

Como recordaremos el ISDB-T,  ocupa un ancho de banda de 6Mhz en el cual pueden colocarse dos canales en HD, o 4 canales en SD. A partir de allí se pueden hacer combinaciones para incrementar el número de canales o recortarlos.

Por lo visto, la grilla que se ocupará esta fase de prueba solo representará dos o tres canales en el espectro radioeléctrico. Uno de ellos reservado a VTV que transmitirá en SD y HD, el resto de canales tendrán una excelente transmisión SD, que se asemejará a la actual transmisión de una operadora de televisión paga.

Otros puntos que deberán ser respondidos por las autoridades será el motivo del acuerdo con Argentina para la adquisición de decodificadores. Anuncio que se realizó hace casi dos años a través de video conferencia entre el Presidente Chávez y la Presidenta Cristina Fernández.

Es necesario saber por qué no se trabajó con los japoneses este aspecto si fue uno de los compromisos principales que asumió el país asiático para convencer al Gobierno Venezolano de apostar por el Estándar.

Japón se comprometió con Venezuela en dar todo su conocimiento para que en el país se estableciera una industria, no sólo para fabricar decodificadores o ensamblarlos. El objetivo principal era desarrollar tecnología e innovación para futuras etapas de la televisión digital. Ojalá que la apuesta a Argentina haya sido para acelerar la colocación de los equipos y no por compromisos políticos.

Ginga y el CNTI

La prueba que realizó el presidente de CANTV, Manuel Fernández, de una transacción de Gobierno en línea fue positiva. DEmostró que el CNTI, a pesar que guardó un silencio feroz en los últimos 4 años, sí trabajó en el software de capa media brasileño Ginga.

Esta aplicación, basada en software abierto, garantiza la compresión de la señal digital en el formato MPEG4 y posibilita la interactividad del usuario. El Centro Nacional de Tecnologías de la Información, también debe estar comprometido en explicar más detalles de la creación de la plataforma interactiva, que promete acelerar el Gobierno electrónico a niveles aún insospechados.

Pero que también supondrá una puerta abierta para la promoción y la publicidad que las operadoras de televisión privada querrán  aprovechar para ampliar sus fuentes de ingresos.

No hay comentarios: