lunes, 10 de mayo de 2010

¿Éxito garantizado?


A finales de marzo Hewlett Packard sacudía las bases de la industria mundial con su decisión de comprar PALM, compañía que estaba en el mercado ávida de un nuevo dueño. A primera vista, los 1200 millones de dólares que colocará HP para hacerse de PALM parecieran ser mucho dinero, sobre todo, si se observa la caída estrepitosa de las acciones de una empresa que hizo historia con sus PDA.

Sin embargo, una vez analizados los acontecimientos suscitados luego de la adquisición, se puede afirmar que la inversión en PALM fue baja, al equiparar lo que significará el WEB OS, en la consecución de un proyecto mucho más ambicioso, donde Hewlett Packard quiere brillar con luz propia.

Ahora HP deshojará la margarita de PALM, buena parte de las patentes de la empresa y productos terminados irán a la división de computadoras personales. La otra parte, el Web OS, irá a la división HP- Software donde la corporación quiere competir con fuerza y ser protagonista.

El reciente anuncio de la captación de Bill Veghte, como jefe mundial de HP Software da cuenta de una estrategia ambiciosa. Este ejecutivo fue responsable de la unidad de negocio Windows en Microsoft, y uno de los creadores de Windows 7.

Veghte, tendrá más de 3 mil millones de dólares de presupuesto asignado, cifra cuantiosa que evidencian el grado de importancia que da Hewlett Packard al negocio del software y por supuesto al Web OS.

El sistema operativo, que lanzó PALM en el Congreso Mundial Móvil de Barcelona en 2008, es una excelente plataforma móvil que HP quiere aprovechar al máximo e incorporarla a Teléfonos Inteligentes y tablet PC.

La primera consecuencia de esta apuesta, será una reducción significativa de las alianzas con Microsoft, que le proveyó toda su plataforma, incluyendo los Sistemas Operativos Windows Mobile, que podrían ser los primeros sacrificados.

Otra consecuencia será la redefinición del proyecto Slate, el Tablet PC, que exhibió Steve Ballmer a principios de año en Barcelona. El reciente anuncio de Microsoft de postergar el lanzamiento de la tablet, suena a excusa, sobre todo si se considera la firme intención que tiene HP de llevar el WEB OS a un nuevo proyecto de Tablet PC.

Pero HP no la tendrá fácil, en Estados Unidos tendrá que competir con un líder indestructible como lo es Apple, que ya tiene una oferta robusta y diversa en todos los frentes donde HP apenas incursionará.

Fuera de los Estados Unidos, específicamente América Latina, HP tendrá que convencer a buena parte de los operadores de tener una oferta robusta, barata y que le permita tener beneficios adicionales.

Un reto inmenso, pues PALM, no tuvo mayor peso con sus últimos modelos PRE y Pixi en la región. Por su parte HP, con sus iPaq, no pudo calar en buena parte de los mercados de la región. En Venezuela, por ejemplo, no lograron establecer acuerdos de comercialización con las operadoras móviles.

Además, la llegada de Android, el fortalecimiento de Motorola, el dominio de RIM en el mercado empresarial de los Smartphone, parecieran ser obstáculos difíciles de superar incluso por la poderosa corporación de Palo Alto.

Tendrán que ser agresivos en su oferta, apelar a la creación de contenidos robustos tanto para clientes corporativos como para usuarios finales. Una decisión clave para HP será abrir a Web OS al mercado o apelar al licenciamiento. De lo que decidan en este punto, dependerá el éxito de la marca en un mercado altamente competido.

No hay comentarios: