martes, 6 de julio de 2010

¿Movilnet inició una competencia desleal?

Desde hace varias semanas voceros de las operadoras móviles celulares Movistar y Digitel asoman lo que podría ser el comienzo de un caos en el sector de telecomunicaciones ante la inexistencia de una mecanismo financiero que les permita obtener los dólares necesarios para importar no sólo celulares, sino la infraestructura necesaria para mantener operativas las redes, garantizar su expansión y pagar servicios en el exterior.

La situación de indefensión llegó a ser tan crítica que el propio presidente de la junta directiva de Digitel, Oswaldo Cisneros, advertía la semana pasada la crisis que se avecina para uno de los pocos sectores que crece en el país: “Se nos agotan los teléfonos” expresó este empresario, responsable en buena parte del desarrollo de la telefonía móvil venezolana de los últimos 20 años.

Pero la situación, no sólo se limita a los teléfonos. Las operadoras, Digitel y Movistar corren riesgos de no poder honrar sus compromisos internacionales con proveedores de larga distancia y afamados servicios de valor agregado como el BlackBerry Messenger; Venezuela, con casi dos millones de usuarios de estos teléfonos se transformó en el principal mercado de la región latinoamericana del fabricante canadiense; mercado que por razones poco entendibles, podría desaparecer.

Yendo más allá, la crisis que se avecina, afectará a más de 2 mil agentes autorizados de las operadoras móviles. Estos socios de negocios, microempresarios en su mayoría, no podrían mantener operativos sus negocios y puestos de trabajo si no tienen dispositivos que vender y oferta de servicios que exhibir. Se estiman que un eventual cierre o reducción de empleos de estas empresas afectarían a unas 10 mil personas.

Competencia desleal

A la escabrosa y expectante situación de las operadoras móviles se le debe sumar un segundo elemento que asombra por el manejo ventajista y monopolizador de la industria móvil celular. Fuentes del sector ratificaron que hoy en día la única operadora que compra equipos sin miramientos en Movilnet. La operadora estatal, que recibe dólares a razón de 2.60 bolívares sobre dólar, casi a la mitad de sus competidores, está monopolizando el mercado.

Una competencia desleal que ha sido cuestionada por las otras operadoras, pues coloca a Movilnet en una posición descaradamente ventajosa sobre el resto de la industria. A corto plazo, las medidas del gobierno afectan a las operaciones ya establecidas y consolidadas. A largo plazo, este tipo de acciones, alejan contundentemente las inversiones, y con ello la sana competencia que ha sido un arma crucial para hacer del mercado venezolano de las telecomunicaciones uno de los mejores del mundo.

Industria Nacional

Con una demanda anual de 11 millones de teléfonos, la oferta que podrán ofrecer las empresas nacionales Orinoquia y Vtelca será insuficiente. No podrán alcanzar ni un 10% de la demanda de su único cliente: Movilnet.

Monto

El sector de las telecomunicaciones requiere inversiones de 1500 a 2000 millones de dólares en 2010

No hay comentarios: