domingo, 29 de agosto de 2010

En 11% decreció el mercado de computación en Venezuela

Una drástica caída en el mercado de consumidor final, desbancó al país del primer lugar en ventas de computadoras, según cifras aportadas por IDC. El bajón no fue aún mayor por el incremento de un 177% en las adquisiciones de las empresas medianas y pequeñas; también amainó la caída el programa Internet Equipado de Cantv. Las cifras chocan con los resultados de las cuatro principales economías de la región que siguen creciendo en demanda de computadoras.

La situación en Venezuela ha venido complicándose en los últimos años. A los enredos cambiarios, la eliminación de códigos arancelarios, que posibilitan la adquisición de dólares vía Cadivi, se le sumó la eliminación del mercado permuta y la aparición del mercado Sitme, que poco ayuda a los distribuidores locales.

Desde 2008, algunas empresas decidieron deslastrarse de estas trabas administrativas y delegaron en el canal de distrubución todo el proceso de búsqueda de los dólares. Al cerrarse el mercado permuta, la situación volvió a cambiar, quedando muy reducida la capacidad de respuesta del distribuidor, que quedó en una especie de limbo al carecer de opciones para atender la demanda.

La bombona de oxígeno que mantiene vivo el mercado de la computación en el país se sostiene en dos pilares; por una parte el proyecto Canaima educativo, que espera llevar a las Classmate PC a un número aún no determinado de estudiantes. Si bien el proyecto inicial hacía referencia a un millón de computadoras, esta cifra ha variado en función de las subidas y bajadas de los ingresos petroleros. Sin embargo, el propio Presidente Chávez apuesta a que cada uno de los 2.5 millones de escolares venezolanos tengan su computadora portátil.

El otro proyecto que mantiene activa las esperanzas de la industria de la computación es el Internet Equipado que adelanta Cantv y que este año aspira a superar las 300 mil computadoras vendidas.

Sin embargo, al ampararse en dos proyectos, totalmente generados por el Gobierno, se limita y complica enormemente la oferta y variedad de tecnologías colocadas al mercado general. Esto, sin mencionar el precio, que por estas trabajas cambiarias, sigue disparado, haciendo imposible para muchos consumidores la adquisición o renovación de equipos de tecnología.

Hace menos de 4 años Venezuela era el ejemplo en toda la región del uso de tecnologías de punta. El país, controlaba el mercado de ventas de computadoras y de piezas y partes de los países Andinos, Centroamérica y El Caribe. Un 43% de las ventas de procesadores de alto poder de cómputo que se comercializaban en esta subregión, se hacían en Venezuela.

Ahora, cuando las necesidades de los usuarios son mayores, por el crecimiento de las redes sociales, las mejoras en la oferta de Banda Ancha y mejor uso de los recursos multimedia, el mercado se trancó. La oferta es muy costosa y escasa y la necesidad sigue en crecimiento.

A largo plazo, de mantenerse esta caótica situación cambiaria el país sufrirá consecuencias graves, incluso en el PIB. Según una publicación de la Universidad de Columbia, elaborada por el doctor Raúl Katz, Director de Investigación de Negocios Estratégicos de la Escuela de Negocios de dicha alma máter, al reducir la brecha digital también se reduce la económica. Explicó, que el aumento del 1% de la penetración de banda ancha, produce un incremento anual de la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de hasta el 0,61 por ciento en un área de baja penetración de banda ancha, como Venezuela.

Con pocas computadoras, ¿cómo se masifica el acceso a banda ancha?

No hay comentarios: