sábado, 25 de junio de 2011

Joven acusado de pertenecer a grupo de "hackers" tiene una forma de autismo

Cleary fue arrestado por su supuesta participación en el grupo de "hackers" Lulzsec
Ryan Cleary, el joven británico detenido en una operación conjunta del FBI de EEUU y el Scotland Yard por su presunta pertenencia a un grupo internacional de "hackers", padece el síndrome de Asperger, una forma de autismo.

Cleary se presentó hoy ante la Corte de Magistrados de Westminster (Londres) acusado de cinco cargos relacionados con ataques informáticos en virtud de la Ley del Mal Uso de Ordenadores.

El adolescente de 19 años, arrestado el pasado día 21 en la localidad de Wickford, en Essex (sureste de Inglaterra), sólo habló para confirmar su identidad.

La información sobre Cleary, cuyo diagnóstico fue hecho por un psicólogo, fue presentada al juez Nicholas Evans, del citado tribunal, que presidió la vista judicial de hoy en la que se concedió al joven la libertad condicional.

Sin embargo, la Fiscalía recurrió la decisión, por lo que el adolescente deberá permanecer en prisión preventiva hasta lunes, cuando la apelación será atendida por el Tribunal de Southwark, sur de Londres, indicaron fuentes judiciales.

Cleary fue arrestado por su supuesta participación en el grupo de "hackers" Lulzsec, que se ha responsabilizado de violar la seguridad de destacadas organizaciones, entre ellas la Agencia del Crimen Organizado del Reino Unido, el Senado de EEUU y la CIA, así como las páginas web de los videojuegos Nintento y Sony.

Las fuerzas del orden registraron el pasado martes una residencia en Wickford y se incautaron de una importante cantidad de material, según la Policía.

No hay comentarios: