domingo, 26 de junio de 2011

Los gobiernos desconocen cómo atacar el ciberterrorismo


Eugene Kaspersky

Eugene Kaspersky, uno de los gurús mundiales en seguridad informática y presidente de la firma que lleva su apellido, asegura que los gobiernos deberán aplicar criterios "militares" a sus sistemas para defenderse de los "ciberataques" a sus infraestructuras de energía y comunicaciones.
En la era de la "ciberguerra" es necesaria una "auditoría de la seguridad global sobre las infraestructuras críticas" para optimizar su seguridad, opina Kaspersky en una entrevista concedida a la agencia EFE.
Centrales nucleares, plantas eléctricas, transportes, comunicaciones y otros equipamientos se han convertido en un objetivo cada vez más fácil para los piratas informáticos, por mucho que sus sistemas no estén conectados a internet.
También apuesta por controlar al máximo el acceso a la información: "Hay que introducir estándares militares en las infraestructuras críticas no conectadas a internet".
Para Kaspersky, esto es especialmente relevante en equipamientos basados en sistemas de computación como las redes eléctricas, de transporte y comunicación, que han dejado de ser inmunes a los ataques de los "ciberterroristas".
Es un tiempo para "ser estrictos", mantener "la mente encendida" y "no creer ni publicar demasiada información", alerta el presidente de Kaspersky, que visitó Valencia (costa oriental española) durante el Gran Premio de Europa de Fórmula Uno como patrocinador de la escudería Ferrari.
"Ciberataques" como el que el pasado enero denunció Google tras detectar que cuentas de correo electrónico estadounidenses estaban siendo atacadas desde China, o la creación de "Stuxnet", un virus diseñado para destruir el programa nuclear iraní, son una muestra de la creciente profesionalización de los "ciberdelincuentes", sostiene Kaspersky.
Frente a ellos, este experto ruso propone diseñar estrategias de seguridad que ayuden a detectar las filtraciones y los fallos en los sistemas de control, combinadas con "aspectos militares" y una auditoría a escala global para los equipamientos que puedan ser objetivo de estos ataques.
"Los gobiernos no eran muy conscientes de estos peligros. Ahora están intentando mejorar su seguridad, pero no saben realmente qué hacer y no tienen muchos recursos. Necesitan más expertos en seguridad informática", apunta a EFE.

No hay comentarios: