lunes, 20 de junio de 2011

Ursula Burns: La educación efectiva se logra con políticas locales y no nacionales


Ursula Burns, presidenta de Xerox

La presidenta de Xerox En ese momento, la ingeniera neoyorquina se convirtió en la primera y hasta ahora única mujer afroamericana en hacerse con los mandos de una de las compañías que componen la lista Fortune 500, el ranking que elabora esa prestigiosa revista del mismo nombre sobre las 500 mayores empresas de Estados Unidos



La presidenta y consejera delegada de Xerox, Ursula Burns, que se ha convertido en la primera y única mujer afroamericana en dirigir una de las 500 mayores compañías de EE.UU., abogó hoy por la educación como clave para que en el futuro haya más mujeres en puestos de poder.
"No tenemos muchos ejemplos en este país de mujeres con éxito en el mundo de la ciencia y la tecnología. Ojalá yo pudiera estar en todas partes para hablar con pasión sobre cómo cambié mi vida y explicarles que no fue tan difícil como piensan", dijo Burns en una charla organizada por el diario Wall Street Journal en Nueva York.
Criada por una madre soltera en un apartamento de protección oficial en esta ciudad, Burns asegura que siempre le enseñaron a saber "que nada es fácil, y si algo lo era", su madre hacía como si no lo fuera. "Ella tenía muy altas expectativas para mí, para que me convirtiera en una buena contribuyente al mundo", señaló.
Gracias al impulso de su madre, la ahora máxima responsable de la empresa que inventó la fotocopiadora, estudió ingeniería en las universidades de Nueva York y Columbia, para llegar en el verano de 1980 a trabajar como becaria a Xerox.
"Cuando llegué allí a nadie parecía importarle de dónde venía. Lo único que les importaba era que parecía bastante inteligente, y por eso me empezaron a dar tareas más complicadas", recordó Burns, quien vio clave para su avance en la empresa el momento en que su presidencia le pidió que fuera su asistente.
A pesar de que en un primer momento ella rechazó la oferta porque pensaba que estaba más cualificada que para un puesto de asistente, lo cierto es que a partir de entonces Burns fue evolucionando en la empresa paso a paso hasta que en 2000 fue nombrada vicepresidenta de servicios estratégicos y, en 2009, fue designada consejera delegada de Xerox.
En ese momento, la ingeniera neoyorquina se convirtió en la primera y hasta ahora única mujer afroamericana en hacerse con los mandos de una de las compañías que componen la lista Fortune 500, el ranking que elabora esa prestigiosa revista del mismo nombre sobre las 500 mayores empresas de Estados Unidos
Burns reconoce que ser la única mujer afroamericana en los laboratorios de Xerox fue en realidad una ventaja más que un obstáculo, ya que era "bastante fácil acordarse de quién era".

No hay comentarios: