viernes, 21 de septiembre de 2012

En Venezuela LTE es una necesidad no una moda



El vicepresidente de comunicaciones de Telefónica aseguró que en menos de dos años la demanda de datos móviles del mercado venezolano hará insuficiente la oferta actual de todas las operadoras


Heberto Alvarado Vallejo
@Heberto74
Desde hace poco más de dos años Movistar Venezuela realiza pruebas con la tecnología LTE en la banda 1 700 /2100Mhz. Los resultados han sido excelentes, a decir Douglas Ochoa, Vicepresidente de Comunicaciones de la operación venezolana, la tercera más importante en ingresos del grupo español en América Latina.
Ochoa comenta que la velocidades alcanzadas son infinitamente superiores a las actuales redes HSPA y HSPA+. Alcanzaron picos cercanos a los 100Mbps, techo de velocidad que ofrece el estándar Long Term Evolution.
"Son velocidades sorprendentes que, de llegar a implementarse en el país, le darían a la nación un salto cuántico en su productividad". Comentó el vocero de la operadora con 11 millones de clientes en el país.
Las palabras de Ochoa se comprenden. Venezuela, con una penetración de internet que superó el 40% de la población, tiene un lamentable retraso. El promedio de velocidad de las conexiones en el país, en especial la ofertada por el operador el dominante, CANTV, promedian los 800Kbps, capacidades que no han crecido en casi una década.
Laa carencia de la oferta de internet fijo en el país ha sido suplantada por las redes móviles, las cuales, han comenzado a saturarse ante la abrumadora demanda de banda ancha. "Nosotros en Movistar entendemos que los consumidores ven a la oferta 3G y 3G+  como una alternativa para acceder a contenidos en internet; el problema se presenta cuando no hay un oferta similar en internet fijo. Cuando esto ocurre, el usuario no se conecta desde su Smartphone o tableta por WiFi, lo hace a través de la red móvil y esto genera un estrés enorme en la red".
Ochoa explica que las dobles portadoras, son una alternativa que las operadoras han visto para descongestionar la red pues duplican la capacidad de cada celda. "Esto nos da tiempo, un margen que podemos estirar un año o quizás año y medio, pero luego, volveremos a tener saturación pues, el consumo de datos sigue creciendo".
Este motivo es el que priva a la hora de solicitar una definición del estándar para LTE en Venezuela. "Nosotros en Movistar no podemos hablar, ni poner fechas para la 4G, sería irresponsable hacerlo, porque no depende de nosotros. Es el Gobierno el encargado de definir qué estándar se implementará en Venezuela. A partir de allí se haría una planificación".
Ochoa agrega, que la decisión del Gobierno venezolano debe considerar dos elementos primordiales. Primero, a los usuarios, quienes podrán tener a través de Dongles USB 4G velocidades de conexión infinitamente superiores a las actuales. "La tendrían desde su casa e incluso, podrían crear mini hostpost WiFi y garantizarle cobertura a todo su hogar"
El segundo elemento son las escalas. Tomar puntos en común con reguladores de la región que están tomando decisiones similares sobre 4G. "La banda que se asigne a LTE debe ser compatible con el mayor número de países, obviamente, cada nación tiene una realidad distinta, pero lo importante son los puntos en común."
"Lo ideal sería pensar en la banda de 700Mhz, pero ese espectro lo usa la televisión análoga y estará ocupado por mucho más tiempo. Así que pensar en esa banda, sería ilusorio. El dividendo digital, por lo pronto no va y como operadora no pensamos en él, por ahora".
-La realidad nos dice que en la actualidad el 80% de los venezolanos que acceden a internet desde su Smartphone o Tableta, lo hace a partir de las redes móviles. Una verdad que nos pone en aprietos con nuestros once millones de consumidores. Hasta ahora , tenemos capacidad para atender sus necesidades de conexión, pero éstas crecerán en los próximos años.
Ochoa toma en cuenta las tendencias que Hormiga Analítica corroboró recientemente en un sondeo realizado por algunos agentes autorizados de la ciudad de Maracaibo. Los dependientes nos comentaron la alta demanda de Smartphone, especialmente los dispositivos Android.

"La gente quiere equipos Android, y claro, piden iPhone, sólo que no llegan con la regularidad necesaria". Agregó una supervisora de una tienda ubicada en un centro comercial de la capital zuliana.
Cuando la base instalada de equipos, pensado para la conexión de datos se incremente exponencialmente habrá un problema aún mayor al actual, donde las operadoras, han tenido que hacer inversiones enormes para mantener estables sus redes.
¿Qué pasará cuando la oferta de terminales se adecue a LTE y prive el consumo de datos? Seguramente una crisis enorme entre nuestras operadoras y una caída en la calidad del servicio.  Evitar estos escenarios es una medida necesaria que comienza a tener conteo regresivo.

No hay comentarios: