martes, 9 de octubre de 2012

¿Por qué? Entre menos internautas hay más apoyo a Chávez


Las entidades con menos acceso a internet y las tecnologías de la información  del país demostraron mayor conexión con el presidente y votaron por él con amplio margen; la dependencia económica puede ser una explicación




Heberto Alvarado Vallejo
Las regiones del país con la penetración de internet más baja, fueron las que más se identificaron con el candidato a la reelección Hugo Chávez Frías, ratificado como presidente de Venezuela hasta el año 2019.
Venezuela, que promedia una penetración de internet del 40%,  similar al resto de la región, tiene, diferencias significativas en el acceso a internet entre sus entidades. Sólo existen tres estados del país con promedios  con promedios de penetración superiores al 60% y que la sumatoria, promedian el 70% de penetración.
En el país existen visibles desigualdades, así, entidades como Apure, Amazonas, Delta Amacuro y el estado Yaracuy, promedian el 15% de penetración, tres veces por debajo de la media Latinoamericana, a niveles primarios del acceso a la red.
Si bien el acceso a la red en regiones recónditas de estas geografías dificulta la acometida de servicios de telecomunicaciones; el propio Estado ha realizado las inversiones y cuenta con los recursos técnicos para garantizar el acceso a la red a estas zonas del país. 
Sin embargo, y a las cifras nos remetimos, estas entidades, están dramáticamente atrasadas con relación al resto del país. Una diferencia que representa en los hechos, menos oportunidades laborales, menos conocimiento de las herramientas digitales, menos acceso a la información.
A pesar de las serias limitaciones y las bajas cifras de acceso a internet, estas regiones del país fueros las que más apoyaron al Presidente Hugo Chávez en su tercera reelección, al promediar más de un 63% de las votaciones.
La poblaciones rurales del país, con menos acceso a las redes de telecomunicaciones, son paradójicamente las que más apoyo dieron al Gobierno Central. Un respaldo que seguramente se replicará en las elecciones de regionales de diciembre próximo, pero que tampoco tendrán una vinculación directa con una política de los candidatos del chavismo de reducción de la brecha digital en estas entidades.
Estos Estados, a la vez, son de los más empobrecidos del país, con poco desarrollo agrícola y pecuario y una alta dependencia hacia las políticas sociales del Gobierno, que por cierto no incluye la masificación del uso de las tecnologías de la información dentro de las políticas de inclusión. De hacerlo, las cifras de acceso a la red fueran otras.
Más urbanidad y Más paridad
En el Distrito Capital, Miranda y Nueva Esparta, la relación fue menos favorecedora al Presidente de la República. En estas regiones, que sextuplican en promedio la penetración de las entidades con menos internautas, hubo mayor paridad entre el electorado. 
Miranda con 90,12% de penetración de Internet y Nueva Esparta con 60%, casi empataron en su elección presidencial. Son regiones, donde paradójicamente los gobiernos regionales han realizado apuestas concretas para reducir la brecha digital. Además, utilizan las tecnologías de la información para prevenir el delito con vigilancia en las zonas más vulnerables.
¿Qué resta?
Aunque esta reseña se basa en los datos estadísticos que aportaron la Comisión Nacional de Telecomunicaciones y el Consejo Nacional Electoral, demuestra por simple estadística, cómo la dependencia económica del ciudadano con sus autoridades, genera un vinculo poderoso al momento de relegitimar el poder.
Conviene, para el bien colectivo, que las autoridades regionales y municipales, próximas a renovarse, tengan en sus planes de acción la reducción de las brecha digital en las entidades más deprimidas y con menos acceso a las tecnologías de la información.
Una política gubernamental que logre reducir la brecha digital, además de otorgarle herramientas a los individuos para su sostenimiento, contribuye con la reducción de la pobreza y la independencia económica.

No hay comentarios: