domingo, 3 de julio de 2011

Mafias que controlan robo de celulares perciben $ 400 millones al año


Crismary Castillo Marengo
 @criscontuiter

Miércoles. Son las 4 de la tarde en Maracaibo, estado Zulia. El escándalo que a esta hora hay en la avenida La Limpia se debilita un poco dentro del taxi. El chofer me pregunta: ¿señorita, por qué entrada se quedará usted?, refiriéndose al centro comercial Galerias Mall a donde voy. Le digo que no conozco mucho el sitio. Esta única frase fue el detonante de uno de los temas que actualmente está siendo discutido por la Asamblea Nacional en Venezuela y en el que varios países de América Latina ya han tomado medidas: el robo de teléfonos inteligentes. En cifras, el 64.9 % de los delitos en contra de las personas en Venezuela está relacionado al robo de celulares.
Tenga mucho cuidado, dice el chofer, en este centro comercial atracan con frecuencia; mi hijo vino a arreglar su BlackBerry y casi lo atracan. Él fue hasta uno de estos locales dentro del centro comercial donde reparan estos teléfonos a preguntar por una pieza y, cuando salió, dos hombres le dijeron “dame tu Blackberry, tipo”. Afortunadamente no pasó nada, porque ese día se había llevado el potecito (teléfono económico) de su mamá.
Sólo en abril de este año, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), la Fiscalía y la policía del estado Zulia, en conjunto con algunas operadoras, detectaron una mafia en este centro comercial; allí fueron detenidas seis personas y se decomisaron más de 200 equipos móviles y más de 4 computadoras que, con software especializado, eran usadas para modificar los códigos de celulares robados.
El modo de ellos es el siguiente, continúa explicándome el taxista, los atracadores le hacen seguimiento a los clientes que van a los locales donde venden o reparan teléfonos Blackberry, y los roban en la salida, aquí no hay ley, dice al despedirse.
Sin límites
Dentro del centro comercial, cerca de una operadora de telefonía fija y móvil, funcionan varios locales que anuncian reparación de Blackberry, pero a vox populi se sabe que allí puedes pagar para desbloquear un teléfono sea cual sea su procedencia.
En local trabajan máximo tres personas y uno de ellos es conocido como pasillero, quien te pregunta qué servicios estás buscando. Los otros dos empleados se encargan de desbloquear, depende el caso, los teléfonos. El único límite, al parecer, puede ser el dinero, los precios varían desde 60 a 120 bolívares fuertes (bsF). La factura o algún documento que indique cómo obtuviste el teléfono no importa acá.
Pero no sólo puedes desbloquear el teléfono, también puedes comprar uno. A simple vista se puede ver que estos teléfonos no son nuevos, detallando cada equipo, se observa que tienen algún detalle que los diferencia de uno nuevo; un rayón en su carcasa, por ejemplo.
Más allá de esto, el indicador de que algo raro pasa con estos celulares es su costo y  garantía. En cualquier centro autorizado un Blackberry  Bold 9000 vale alrededor de 3.400bsF, en teoría, viene en su empaque original y tiene de 6 meses a un año de garantía. En este centro comercial, el mismo equipo vale 2.200 bsF, tiene un mes de garantía y viene en una "resistente" bolsa plástica que ni siquiera lleva el nombre del local. Es decir, no viene en su caja. En cuanto a qué servicio de operadora puedo escoger, puede ser cualquiera de las 3 que comercializan sus productos en el país. Algo aún más alarmante es el caso del Blackberry Géminis 8250, que en un agente autorizado vale  2.190bsF, en el centro comercial Galeríaas Mall se puede conseguir en  1.600bsF, eso si, que no tiene garantía. Algo inquietante

No hay comentarios: